El “nuevo” Impuesto de Sucesiones en Catalunya

Con la aprobación de la nueva Ley 2/2014, de 27 de enero, de medidas fiscales, administrativas, financieras y del sector público (vers.cast.) tenemos una nueva vuelta de tuerca en el panorama del Impuesto de Sucesiones y Donaciones en Catalunya.

Hace ya unos días acudí a una conferencia ofrecida por el compañero Alejandro Ebrat, en relación a las nuevas modificaciones del ISD, al que desde aquí quiero felicitar por la claridad de su exposición. Por mi parte, además de las novedades, en este artículo pretendo hacerme eco de algunas menciones que hizo el sr. Ebrat en relación al supuesto de la empresa familiar y que me parecen especialmente interesantes.

Novedades

En el artículo 122 de la mencionada ley 2/2014 se recogen todas las modificaciones realizadas en el ISD, para las adquisiciones por causa de muerte.

Bonificaciones

El único dato positivo para el contribuyente es la establecida para el cónyuge beneficiario de la herencia, y es que se mantiene la bonificación del 99% en la cuota tributaria.

El resto de contribuyentes de los grupos I y II (descendientes y ascendientes) reducen progresivamente la bonificación en cuota, a mayor base imponible menor bonificación.

La bonificación a aplicar será el porcentaje resultante del cálculo realizado por aplicación de unas tablas a la base imponible del contribuyente, por tratar de explicarlo de forma sencilla, el cálculo resulta ciertamente más complejo.

Esta bonificación se reducirá además a la mitad si el contribuyente opta por aplicar determinadas reducciones, por lo que habrá que realizar más cálculos para saber si interesa aplicar estas reducciones o mantener la totalidad de la bonificación. Se trata de una opción que solo podrá ejercitarse durante el período voluntario de presentación de la autoliquidación.

Reducciones

Las reducciones personales disminuyen significativamente para todos. Quedan así:

-grupo I (hijos menores de 21 años) hasta un máximo de:                                                196 mil €

-grupo II:

– cónyuge e hijos de 21 años o más:                                                                                   100 mil €

– resto de descendientes:                                                                                                        50 mil €

– ascendientes.                                                                                                                         30 mil €.

-grupo III (colaterales 2º y 3º grado, descendientes y ascendientes por afinidad):            8 mil €

-grupo IV (colaterales 4º grado, familiares lejanos o extraños):                                 sin reducción

 La reducción para personas de 75 o más años solo se mantiene si pertenece al grupo II.

Aplazamiento y entrega de bienes inmuebles en pago

Podrá aplazarse el pago de la cuota tributaria, de forma excepcional, hasta en dos años.

Se establece la posibilidad de realizar el pago mediante entrega de bienes inmuebles de la propia herencia, previa valoración y aceptación de la administración.

dinero

 Reducción del 95% de la Empresa Familiar

Con la nueva regulación del ISD cobra nuevamente importancia la aplicación de la reducción por este concepto. Ya lo exponía anteriormente con mi artículo Reducción 95% por Empresa Familiar en Impuesto de Sucesiones al avanzar la nueva regulación ofrecida por el proyecto de ley de presupuestos de la Generalitat.

La disminución en el importe de las reducciones personales, y especialmente por la reducción de la bonificación en cuota da pie a repensar la planificación establecida al efecto de la sucesión y revisarla si conviene.

A tener en consideración:

Uno-Más de la mitad del activo en valores o en bienes no afectos.

El artículo 11.1 de la Ley 19/2010 por la que se regula el ISD establece que para poder aplicar la reducción por la adquisición de participaciones en entidades, ésta no ha de tener como actividad principal la gestión de un patrimonio mobiliario o inmobiliario.

Por su parte el artículo siguiente establece que se produce la gestión de un patrimonio cuando, durante más de noventa días del año natural anterior al fallecimiento, más de la mitad del activo haya estado constituido por valores o  más de la mitad del activo no haya estado afecto a actividad económica.

Dicho de otra manera, si la entidad tiene valores, préstamos, dinero, inversiones financieras, etc., todos estos bienes se considera que no están afectos a una actividad económica, y si la suma de todos ellos supusiera más de la mitad del activo de la entidad, el beneficio de la reducción del 95% por adquisición de participaciones en entidades NO sería de aplicación.

Y esto es así salvo que el precio de adquisición de estos bienes no supere el importe de los beneficios no distribuidos por la entidad ese año y los 10 anteriores (art.12 b)

Dos-Tributación de la ganancia patrimonial derivada de la donación de empresas o participaciones en entidades.

La no sujeción en IRPF para el donante solo se da si es de aplicación la reducción del 95% en ISD por aplicación de la normativa estatal, pero no la autonómica.

En la normativa catalana es de aplicación la reducción del 95% para donaciones de empresas o participaciones en entidades a favor de, entre otros, colaterales de segundo y tercer grado, artículos 38 y 41 LISD.

Sin embargo ha de tenerse presente que en virtud del artículo 33.3.c, de la Ley 35/2006, de IRPF, se estimará que no existe ganancia  o pérdida patrimonial según lo dispuesto en el artículo 20.6 de la Ley 29/1987, norma que regula el ISD estatal, y éste, por remisión al 4.octavo de la Ley 19/1991, de Patrimonio, el cual establece la exención que regula para los cónyuges, descendientes o adoptados, y colaterales de segundo grado, pero no los de tercer grado, por lo que la donación a tíos o sobrinos Sí tributará en IRPF. De momento este es el criterio seguido por la Dirección General de Tributos.

Tres-Cómputo de las remuneraciones por las funciones de dirección

Finalmente mencionar que, para la aplicación de la reducción de participaciones en entidades, a efectos del cómputo de las remuneraciones por las funciones de dirección, así como la composición del activo de la entidad, deberá tenerse en cuenta el año natural anterior a la muerte del causante, y para donaciones el último período impositivo, y ello de conformidad con el art.2.c, del Reglamento ISD (decreto 414/2011, de 13 de diciembre).

Espero que os haya sido de utilidad.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *