Exclusión de Módulos

Si estás en el sistema de Estimación Objetiva, los populares Módulos, deberías saber que el cerco de Hacienda continúa, si bien no los elimina del todo. Las razones electorales son obvias.

En efecto, debes saber que si durante el ejercicio 2015 alcanzas la cifra de facturación de 150.000 euros por todas tus operaciones, exista o no obligación de emitir factura por ellas, llegarás al nuevo límite de exclusión del sistema, y esto te obligará a que durante el siguiente ejercicio, 2016, debas tributar en Estimación Directa, es decir, pagarás en función de tus beneficios reales.

El límite por tanto ha bajado de 450.000 a 150.000 euros. Sin embargo, si facturas a profesionales o empresas, el límite de exclusión baja de 150.000 a 75.000 euros anuales.

Las actividades agrícolas, ganaderas y forestales tienen un límite propio de 250.000 euros.

Si el volumen de compras en bienes y servicios durante 2015 alcanza los 150.000 euros también será causa de exclusión para el 2016.

flying-money_small

 Para calcular el límite de exclusión habrá que computar no sólo las actividades del titular de la explotación, sino también las realizadas por el grupo familiar y por las entidades en atribución de rentas (Scp y Cb) en las que participen los anteriores,  en determinadas condiciones.

También estarán excluidas del sistema de módulos las actividades incluidas en las divisiones 3, 4, y 5 de la sección primera de las Tarifas del IAE a las que sea de aplicación en 2015 la obligación de retención al 1%, es decir, las actividades de fabricación y construcción (albañilería, fontanería, instaladores, carpintería, cerrajería, pintura…).

Si calculas que durante este ejercicio 2015 puedes superar el nuevo límite de exclusión, tal vez no convenga esperar mucho para pensar en la nueva forma de tributar ante Hacienda. Podrás  hacerlo como persona física o bien siguiendo con tu sociedad civil (Scp o Cb) en Estimación Directa, o bien calibrando las ventajas que te pueda aportar constituir una SL y tributar al tipo vigente del 25% del Impuesto de Sociedades. Existen otras alternativas en función de tus circunstancias, siendo las citadas las más comunes.

Conviene mencionar que las sociedades civiles con objeto mercantil pasarán a tributar por el Impuesto de Sociedades a partir de 2016, pero esto ya es otro tema.

 En todo caso ninguna alternativa es mejor que otra, siendo preciso estudiar la situación concreta y decidir la mejor alternativa. Antes mejor que después.


Comentarios

Exclusión de Módulos — 2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *